Aviso: Este sitio usa cookies propias y de terceros, si continúa navegando está aceptando nuestra Política de Cookies + info

Continuar

X

La calidad como principal aspecto diferenciador del aceite de oliva


Explorar nuevas variedades de cultivo y la convivencia del olivar tradicional con el olivar en seto, conclusiones de un nuevo Momento Expoliva


“La modernización de la olivicultura como estrategia de mejora competitiva, análisis de recursos y capacidades”, es el nuevo Momento Expoliva, que se ha celebrado hoy, en el marco de Expoliva Events y en el que han participado 370 profesionales de 22 países. Durante el encuentro, moderado por Juan Vilar, consultor estratégico internacional, se ha incidido en que casi el 30 por ciento del total de la superficie de olivar mundial corresponde a olivar moderno, fundamentalmente intensivo y en seto. De los más de 8 millones de hectáreas de olivar tradicional que se distribuyen por el planeta, casi el 60 por ciento son susceptibles de modernización, mientras que el restante 40 por ciento resultarían ideales para la aplicación de medidas de diferenciación y singularización.

Explorar nuevas variedades de cultivo y la convivencia del olivar tradicional con el olivar en seto,

“Ante tal situación –ha comentado Vilar- se hace necesario, diseñar, desarrollar, y poner en aplicación una serie de estrategias que potencien la optimización de la olivicultura internacional, de forma especial, refiriéndonos a la explotación tradicional, buscando herramientas de singularización y/o modernización”.

En este Momento ha participado Manuel López, responsable de la Zona Sur de Agromillora Iberia que ha afirmado que “los próximos años tendremos nuevas variedades, que aumenten las producciones por hectárea buscando tipos de aceite distintos, menos frutados, más picantes…; variedades que permitan una recolección más temprana; variedades que toleren mejor la sequía o que se adapten mejor a las enfermedades son algunas de las oportunidades para el sector de cara a los próximos años”.

Por otro lado, Pablo Vega, CEO de CBH ha incidido en que “hay dos factores clave en la modernización del sector; la digitalización y la monitorización de los cultivos”.

José Antonio Lara, resp. Agro Santander Andalucía, ha afirmado que la entidad que  representa intenta ayudar desde el inicio al agricultor  en sus inversiones. “Tenemos productos de corto y largo plazo, dando financiaciones, adecuando plazos de pago de amortizaciones y liquidación adaptándonos a los ciclos del agricultor;  carencias para adaptarnos al crecimiento de la planta que pueden llegar a cuatro años, entre otros productos”.

Carmen Moreno, I+D+i de Galpagro y responsable del Valenciano Rural Innovation Hub, incide en que “la modernización conlleva un avance en los modelos de cultivo prestando especial atención al uso eficiente del agua y la energía”. “Digitalización, sensórica de campo, monitorización, trazabilidad, diseño de plantaciones, agricultura de precisión,… todo un mundo que está ya al alcance de nuestros clientes”, ha concluido.

Alfonso Gómez, CEO de Todolivo, ha informado de la importancia de trabajar en la modernización de la mejora varietal. “Así –ha afirmado- que en 2007 iniciamos un proceso de mejora genética producida de forma natural que permitiera obtener variedades más productivas al agricultor”. “Desde el punto de vista varietal, ampliar el mercado de aceites era importante de cara al consumidor, ya que mientras más amplia sea la oferta, mejor atenderemos las demandas del consumidor”, concluye.

Para finalizar, Luis J. García-Lomas, subdirector General de Caja Rural de Jaén, Barcelona y Madrid, ha comentado que la entidad que representa ha estado ligada desde sus comienzos hace 67 años al campo  y al olivar en la provincia de Jaén.  “Nuestra apuesta es clara por el olivar en la provincia. Es importante la transformación y modernización de las plantaciones para hacer del olivar en Jaén lo más productivo posible, pero también es cierto, que algunas zonas cuentan con olivares no transformables, a los que también hay que apoyar, y fijar la población a los pequeños municipios de la provincia”.